Otro año más terminan nuestras clases de español para inmigrantes. Son ya 8 años ayudando a que las personas que vienen a nuestro país en busca de un futuro digno se comuniquen adecuadamente en castellano. La labor de la Fundación Sierra Pambley siempre ha estado guiada por el espíritu de personas como Manuel Bartolomé Cossío que afirmaba:

“El mundo entero debe ser, desde el primer instante objeto de atención y materia de aprendizaje para el niño, como lo sigue siendo, más tarde, para el hombre. Enseñarle a pensar en todo lo que le rodea y a hacer activas las facultades racionales es mostrarle el camino por donde se va al verdadero conocimiento, que sirve después para la vida. Educar antes que instruir; hacer del niño, en vez de un almacén, un campo cultivable.”

Esperamos haber mostrado a nuestros alumnos los mapas que les guíen en ese camino al conocimiento que sirve para la vida y haber sembrado en ellos las ganas de seguir recorriendo las apasionantes sendas de nuestro idioma.
¡Muchas gracias a todos nuestros estudiantes!
¡Ha sido un curso fantástico! Nos vemos en septiembre…

Pin It on Pinterest