La infancia es una época maravillosa porque está gobernada por la curiosidad, esa fuerza invisible que ha movido desde siempre el desarrollo del ser humano. Lamentablemente, muchos adultos, enfrascados en las nimiedades del día a día, dejan que se apague esa luminosa capacidad que tienen los niños de ver un universo de juego y diversión en las cosas más cotidianas: el ladrido de un perro, un vaso de agua, los peldaños de una escalera, el papel arrugado de un regalo o el timbre de una puerta. Por eso, la buena literatura infantil es tan importante: es el agua que hace crecer el bosque de la imaginación en los más pequeños.

Hoy te proponemos un viaje al país de la curiosidad junto a la voz amiga de Karin del Ser, librera en la fantástica librería Galatea.

VER VÍDEO