El jardín de la Fundación Sierra Pambley en León es un oasis mágico en pleno centro de la ciudad que invita a la calma, la serenidad y, por qué no, a la poesía. Hoy iniciamos una serie en la que iremos descubriendo pequeños secretos de nuestro jardín trufados de maravillosas piezas de poesía. Queremos hacer volar tu imaginación para sobrellevar mejor estos tiempos complicados.

La verde frondosidad de nuestro jardín en primavera parece que inspiró a Luis Cernuda cuando escribió este poema:

Jardín antiguo

Ir de nuevo al jardín cerrado,
Que tras los arcos de la tapia,
Entre magnolios, limoneros
Guarda el encanto de las aguas.

Oír de nuevo en el silencio
Vivo de trinos y de hojas,
El susurro tibio del aire
Donde las almas viejas flotan.

Ver otra vez el cielo hondo
A lo lejos, la torre esbelta
Tal flor de luz sobre las palmas:
Las cosas todas siempre bellas.

Sentir otra vez, como entonces,
La espina aguda del deseo,
Mientras la juventud pasada
Vuelve. Sueño de un dios sin tiempo.