Este jueves 3 de diciembre a las 20:00h tendrá lugar en el salón de actos de la Fundación Sierra Pambley (entrada por la calle Dámaso Merino) la conferencia “De la Transición modelo a la Transición negada“, impartida por el prestigioso historiador Santos Juliá. Este actos se encuadra dentro del Foro por las Humanidades, organizado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León.

Santos Juliá (Ferrol, 1940) es uno de los historiadores más influyentes de nuestro tiempo. Su mirada sobre la Historia del siglo XX español, se ha convertido en un referente imprescindible tanto para los profesionales como para los aficionados a la Historia. Es autor de obras que han devenido ya en textos clásicos, como Vida y tiempo de Manuel Azaña, 1880-1940 (Taurus, 2008), que acompaña a su edición de las Obras Completas de Azaña en siete volúmenes. En 2005 recibió el Premio Nacional de Historia por su libro Historia de las dos Españas (Taurus, 2004), donde se ocupa de los intelectuales y escritores públicos desde la revolución liberal hasta la generación de 1956. Obtuvo el Premio Internacional Caballero Bonald en 2014 por su ensayo Nosotros los abajo firmantes. Una historia de España a través de manifiestos y protestas, 1896-2013 (Galaxia Gutenberg, 2013), que fue seleccionado entre más de 200 originales presentados de muy diferentes procedencias y lenguas. Finalmente destacamos, entre otras muchas obras (en las que se ha ocupado de las teorías de la historia, republicanismo, socialismo o la dictadura y la transición a la democracia), el imprescindible Elogio de Historia en tiempo de Memoria (Marcial Pons, 2011), en la que evoca su experiencia como historiador y (sin despreciar la memoria) apuesta por la Historia para la recreación crítica del pasado. Pero Santos Juliá es además un intelectual comprometido y polemista, que engrosa el estrecho grupo de ellos capaces de “crear opinión”. Colabora con El País haciendo crítica de libros y como comentarista de la actualidad política. Sus artículos periodísticos, caracterizados por analizar la realidad desde un profundo y riguroso conocimiento del pasado, no dejan indiferente a nadie.