Con motivo del II Centenario del nacimiento de Fernando de Castro, la Fundación Sierra Pambley se une a los actos que ha organizado el Ayuntamiento de Sahagún, localidad en la que nació, y la Fundación Fernando de Castro- Asociación para la Enseñanza de la Mujer, en Madrid.

El jueves 22 de enero, a las 20 horas, en el salón de actos de la Fundación Sierra Pambley tendrá lugar la conferencia En recuerdo de Fernando de Castro: sus años de madurez intelectual y profesional, 1852-1874, impartida por Rafael Serrano García, profesor titular de Historia contemporánea en la Universidad de Valladolid.

Resumen de la conferencia

Es a raíz de su ingreso como catedrático de historia general de la Universidad de Madrid, en 1852, cuando el leonés Fernando de Castro Pajares encuentra el medio apropiado para alcanzar su madurez intelectual y religiosa, no sin pasar antes por una grave crisis personal, y para llegar a la cima de su carrera profesional, tras ser nombrado miembro de la Real Academia de la Historia (1866) y Rector de la institución académica. En este proceso será fundamental su encuentro con Sanz del Río y su amistad con los miembros más destacados del primer Krausismo. Sus años finales le verán inmerso en una multiplicidad de retos y tareas, tanto en el orden personal (abandono del catolicismo y redacción de la Memoria testamentaria, que se leyó en su entierro civil en 1874), como en el de la solidaridad humana y las mejoras sociales, con la creación de la Asociación para la enseñanza de la mujer y la presidencia de la Sociedad abolicionista.

Biografía de Fernando de Castro

Fernando de Castro y Pajares (1814-1874) nació en Sahagún (León). De joven ingresa en los franciscanos de Valladolid. Fue  profesor en el Seminario San Froilán de León ya como sacerdote secular. En 1845 llega a Madrid e imparte clases en el instituto de San Isidro. Entre 1850 y 1863 es Capellán de Honor de Isabel II. Pasa a la universidad Central de Madrid en 1851 como catedrático de filosofía e historia. Fue uno de los introductores del krausismo en España. Publica varios manuales de historia. En 1886 es expulsado de su cátedra al negarse a firmar un manifiesto en apoyo a la reina, ya que su deseo era que la Universidad se mantuviera al margen de todo movimiento político. Más tarde es nombrado rector de la Universidad Central de Madrid y vicepresidente del Senado. En 1868 aparece como uno de los firmantes de la Declaración sobre la libertad de religión. Fue presidente de la Sociedad Abolicionista Española y en 1870 crea la Asociación para la Enseñanza de la Mujer, que recoge todas las creaciones de Castro. Por estas aulas pasaron ilustres personajes docentes como Francisco Giner de los Ríos, Rafael Altamira, Antonio Machado, María Goyri, Niceto Alcalá Zamora,etc.  Fallece en Madrid en 1874.