Fondo Fundacional

Este fondo recoge la documentación generada por la Fundación Sierra-Pambley en el ejercicio de sus actividades desde 1886 hasta la actualidad. Se trata de un fondo de carácter abierto donde encontramos las distintas etapas del ciclo documental: documentación histórica, intermedia y de oficina. De estas tan solo se permite el acceso a la documentación histórica con fines de investigación. Entre la documentación de carácter histórico se incluye documentación de tipo administrativo, correspondencia entre los miembros del Patronato y el profesorado de las Escuelas Sierra-Pambley y documentación relativa a la actividad de las mismas.

La labor de la Fundación Sierra-Pambley estuvo impregnada de las más modernas tendencias pedagógicas y llevó el sello de la Institución Libre de Enseñanza. Se prefirió siempre a los alumnos más pobres y se trató de despertar en ellos el deseo de saber, favoreciendo el entendimiento sobre la memoria. Los profesores eran cuidadosamente seleccionados por Manuel Bartolomé Cossío y orientados por la inspección pedagógica a cargo de destacados institucionistas. A la creación de la Escuela de Villablino en 1887, hay que añadir la de las escuelas en Hospital de Órbigo, Villameca, Moreruela de Tábara y León. Todas destacaron por su perfecta adaptación al medio, según los recursos y las características socioeconómicas de la zona.

Toda esta actividad da lugar a un fondo documental especialmente interesante para los investigadores en el ámbito de la educación en España. Este fondo se encuentra en proceso de tratamiento por lo que su consulta se encuentra sujeta a ciertas restricciones temporales.

Fechas extremas

Contiene documentación desde 1887 hasta la actualidad, si bien existen documentos de fechas anteriores debido a la confluencia entre los Fondos familiar y fundacional.

Soportes: papel

Volumen

Se trata de un fondo que aún no ha recibido tratamiento archivístico por lo que tan solo podemos ofrecer una estimación de la documentación histórica conservada en el mismo. Aproximadamente se calcula un volumen de unos 20 metros lineales de documentación.