Al abrir un libro de las Escuelas Sierra Pambley escuchamos las voces de los alumnos que lo poseyeron con orgullo, como un tesoro, durante sus años escolares. Y el agradecimiento a la escuela que cambió sus vidas. Oíd:

“Adiós Amicis nunca te olvidaré, hermoso Corazón

Adiós , Adiós Colegio Sierra Pambley y a todos los maestros que han sido muy buenos para mí. Josefa Martínez el año 1937 que salgo del colegio.

Adiós, adiós y adiós, que ya nunca te volveré a ver.”