La jornada de ocho horas de trabajo, el Instituto de Reformas Sociales y la Biblioteca Azcárate

La primera sesión del Instituto de Reformas Sociales (1903-1924), celebrada el 30 de abril de 1904, tuvo como orden del día la Discusión del proyecto de Ley del contrato de Trabajo, con un debate sobre la conveniencia o no de fijar un salario mínimo y la jornada de ocho horas, cuya discusión continuó en sucesivas sesiones.

En la sesión del 22 de mayo de 1904 se publica el art. 7 “La jornada máxima de toda clase de trabajo será de ocho horas por día, la jornada empezará a contarse desde el momento en que el obrero ingrese en el lugar donde el trabajo se realice, terminando a la salida del mismo, pero descontando siempre el tiempo destinado a la comida del operario. En circunstancias extraordinarias, y siempre de común acuerdo, podrá aumentar la duración de la jornada, abonándose las horas suplementarias con arreglo a lo preceptuado en la condición 2ª del artículo 31”. También se trataba en aquellos días sobre un proyecto de ley de Pósitos y sobre la Ley de Sindicatos agrícolas.

Hoy 1º de mayo de 2022 compartimos con vosotros una parte del primer número del Boletín del Instituto de Reformas Sociales presidido por Gumersindo Azcárate, donde se informa de sus fines, sus miembros y normas de constitución. El Instituto, según el Real Decreto de creación, nació para encargarse de preparar la legislación del trabajo y favorecer la acción social y gubernativa en beneficio de la mejora y bienestar de las clases obreras, con vocación de adecuar la legislación española a las más modernas leyes europeas en la materia.

Era el año 1904. Se aprobó en 1919. Feliz Día de los Trabajadores.

1 May, 2022 | Blog, Destacados, Novedades