La 2 de Televisión Española emitió ayer un interesantísimo reportaje sobre la Residencia de Estudiantes:

http://www.rtve.es/rtve/20100908/centenario-residencia-estudiantes-laboratorio-pais-laico-tolerante/352724.shtml

La Residencia de Estudiantes, centro mágico de la cultura y la ciencia en Madrid, cumple cien años y lo hace con renovado vigor, recordando su pasado ilustre pero mirando con determinación al futuro.

“Es un lugar de memoria y de futuro”, cuenta la directora, Alicia Gómez-Navarro. Memoria, porque la Residencia fue un referente de la cultura de principios de siglo, especialmente con la Generación del 27; y de futuro porque esta casa, heredera de la Institución Libre de Enseñanza, sigue apostando por el talento, y acoge a un grupo de becarios de las artes, ciencias y humanidades.

Gómez Navarro lleva al frente de la Residencia desde 1986, junto a José García-Velasco, cuando ambos comenzaron los trabajos de refundación y de restitución del nombre. “Quisimos que fuera un lugar de alojamiento especializado para jóvenes becarios, que son los que tienen un papel importante en la RE, como lo tuvieron los residentes de principios de siglo.

La directora nos habla de proyectos realizados, como la creación de un Centro de Documentación que tiene dos joyas: la Biblioteca y el Archivo del Museo Pedagógico Nacional (fundado en 1880) y el Archivo de la Junta para la Ampliación de Estudios (el más importante que hay en España en historia de la ciencia del siglo XX), todo ello a disposición del público en el portal La edad de plata.

Pero aún quedan sueños por cumplir: seguir con la tarea de recuperación de los archivos de los residentes; tener un gran auditorio, porque el que hubo se transformó en iglesia; disponer de una gran sala de exposiciones; y abrirse más al exterior.

Insiste Alicia en que esta institución está abierta a todos y anima al público a conocerla por muchas razones: porque está en un sitio magnífico y por descubrir, en el centro de Madrid; dispone de unos edificios de referencia del racionalismo arquitectónico; unos jardines por los que pasear y donde ahora se exhiben instalaciones artísticas de los residentes. Además, se puede visitar una habitación reconstruida como eran las de los años veinte, y que habitaron sus illustres moradores.

“Un lugar desconocido que tiene mucha historia”,subraya la directora.

Sigue leyendo