J O N Á S

P É R E Z

“Cuando por primera vez visité en Robles –mi pueblo- su taller en medio de huertos, hortalizas y frutales me di cuenta de que allí vivía y trabajaba un escultor”

Eduardo Arroyo

Jonás Pérez, creador nacido en la localidad leonesa de Valle de Mansilla en 1932, es un creador arcaísta y primitivista, descontextualizado en pleno tránsito entre el siglo XX y el XXI, en el que podemos encontrar las raíces más profundas de la cultura mediterránea y atlántica.

El proceso técnico de elaboración de sus obras se basa en la talla directa, de igual forma como lo hacían los antiguos maestros canteros en la escultura siendo, por lo tanto, muy primario y básico, aunque mantiene la aureola de los grandioso, mítico y misterioso. Este tipo de producción pone al límite al artista porque implica una extrema dureza tanto física como mental y al mismo tiempo una gran constancia, como si de una catarsis se tratase desde que inicia la obra hasta su finalización, sistema de trabajo éste que determinará ese lenguaje primitivo o naif que le caracteriza. El material con el que trabaja se puede considerar como un elemento natural residual, materiales que son escogidos por parte del propio Jonás en un proceso que implica el descubrimiento de la potencialidad expresiva de la materia en sí misma. El repertorio temático que utiliza es muy clásico y al mismo tiempo estructural en relación a las esculturas primitivas y arcaicas, centrado fundamentalmente en la visión del hombre, aunque también cuenta con representaciones puntuales de animales, plantas o imágenes tecnológicas.

Luis García Martínez, ILC. Exposición Museo Etnográfico Provincial de León.

Jonás Pérez nació en Valle de Mansilla en 1932, y falleció el 1 de noviembre de 2017 en la localidad de Robles de Laciana, donde residía y trabajaba como albañil y en donde tras su jubilación, desarrolló una intensa labor escultórica durante más de 20 años.
Fue en esta localidad, donde un día conoció a Eduardo Arrollo, desarrollando unos trabajos de albañilería para él. Ese encuentro fue el inicio de una gran relación de amistad y de experiencias creativas, en palabras de Eduardo Arroyo ,“cuando por primera vez visité en Robles –mi pueblo- su taller en medio de huertos, hortalizas y frutales me di cuenta de que allí vivía y trabajaba un escultor”. Fue Arroyo quien habló de él a Luis García, director de Arte y Exposiciones del ILC, de ahí surgió la gran exposición que se inauguró en diciembre de 2011 en el Centro Leonés de Arte (CLA) y que se acompañó de un interesante catálogo bajo el título “Jonás Pérez. El primitivismo poético” en el que podemos conocer su vida y su obra.

Así nos describe su obra Luis García en este pequeño extracto: “El proceso técnico que utiliza es la talla directa y surge de las raíces más ancestrales de los antiguos maestros canteros y por lo tanto es primario y básico, aunque mantiene la aureola de los grandioso, mítico y misterioso.”

La exposición viajó a otros centros, como el Museo Antón o el Museo Etnográfico Provincial, en Mansilla de las Mulas, gracias a ello hoy podemos conocer a este extraordinario artista “uno de los creadores más extraordinarios, insospechados e interesantes del panorama artístico de nuestros días” afirmaba Luis García.