Hoy viajamos a principios del siglo XX para que conozcas la experiencia de Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes.

La cita célebre de Virginia Woolf, «para escribir novelas, una mujer debe tener dinero y un cuarto propio», se ajusta como un guante a la experiencia de Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes. Durante su estancia, que punteó toda su vida, de 1919 a 1936, pasó de ocupante de las habitaciones destinadas a los estudiantes a conferenciante en el «refinado salón», donde dijo haber oído antes «cerca de mil conferencias».

Disfruta de este maravilloso documental.