Fuente: leonoticias.com

El 28 y 29 de octubre tuvo lugar en la Fundación Sierra Pambley de León la primera reunión del proyecto ‘Integrando redes de telecolaboración en la enseñanza de lenguas extranjeras en la educación superior’ (Intent), coordinado por el profesor del departamento de Filología Moderna de la Universidad de León (ULE), Robert O’Down, que ha sido financiado con 254.000 euros por la Comisión Europea.
Se trata de una iniciativa que tendrá una duración de dos años y medio, y que persigue aumentar la concienciación entre los estudiantes y educadores sobre la telecolaboración, es decir, el aprendizaje cooperativo a través del ordenador, como herramienta para la movilidad virtual en la educación de lenguas extranjeras en la educación superior que se imparte en las universidades.

Fue en julio de 2011 cuando la Comisión Europea decidió financiar este proyecto, que arrancó de forma oficial el 1 octubre, y que ahora en León va a reunir al coordinador o representante de las ocho universidades de siete países, que son España, Francia, Alemania, Polonia, Italia, Holanda y Reino Unido, que participan en esta iniciativa.

Los objetivos de Intent son establecer una visión clara de los niveles de uso de la telecolaboración, explorar las actitudes de este tipo de actividad entre las personas claves de la educación superior europea e identificar las barreras prácticas para la adopción de la telecolaboración, así como desarrollar un conjunto de herramientas, modelos y redes de colaboración para superar las barreras y facilitar el ejercicio de telecolaboración.

También pretende desarrollar un conjunto de soluciones viables para hacer frente a la falta de reconocimiento académico que la telecolaboración recibe a nivel de educación superior, también publicar un manual virtual de formación con los modelos de intercambio mediado por ordenador que permitan una mayor integración de la movilidad virtual y física o informar a la comunidad académica de los resultados de los estudios llevados a cabo dentro del proyecto. Otro de los objetivos es involucrar a los políticos y encargados a nivel institucional en un diálogo sobre cómo la telecolaboración puede ser utilizada eficazmente como una herramienta para cumplir el proceso de Bolonia.