«Tierra leonesa». Es el regalo de la Biblioteca Azcárate para ti. ¡Feliz día del Libro!

Los libros de las Escuelas Sierra Pambley tuvieron mucho uso, están cosidos, repegados, reforzados y conservan incluso los nombres de algunos de los alumnos que los usaron. Esos nombres nos dicen que Tierra Leonesa, publicado en 1927, fue uno de los libros de lectura que usaron las 36 alumnas matriculadas en la Escuela de León en el año 1933. Y no es un libro cualquiera. Está considerado como la primera obra moderna de geografía sobre León, en los albores de la geografía como la ciencia que estudia la relación entre el hombre y el medio ambiente. La Meseta, la Montaña, el Bierzo y La Cabrera son las comarcas que se abrieron a los ojos de las alumnas, junto a sus costumbres, su vivienda y la indumentaria de sus gentes. Raquel Visa Visa, Amalia González y Petrita San Segundo han dejado su recuerdo escrito en ellos.

Su autor, Modesto Medina Bravo, tampoco fue un hombre cualquiera. Madrileño y maestro, eligió en 1923 ser Inspector de escuelas rurales en León por su afición al senderismo y a la montaña (perteneció a la Sociedad de Alpinismo Peñalara). Durante los ocho años que estuvo en León visitando las escuelas rurales, recogió de cada lugar los datos que plasmó en Tierra leonesa y dibujó las imágenes que iluminan el libro, en su afán por asociar conocimiento científico a su interés divulgador. Ese espíritu entroncaba con la renovación pedagógica de la Institución Libre de Enseñanza y la Fundación Sierra Pambley, con sus excursiones y salidas al campo, con la unión del estudiante con su entorno para despertar su deseo de trabajar por el progreso social y cultural de sus semejantes. Y, por eso, participó en las Misiones Pedagógicas, esas acciones empeñadas en llevar la cultura a los pueblos más aislados, presididas por Cossío, presidente también de la Fundación Sierra Pambley. Formó parte de las realizadas en el Valle de Fornela y la Cabrera Baja, León, en 1934, entre muchas otras por el resto de España. Lamentablemente, todo este trabajo se vio truncado por la Guerra Civil y la depuración de los maestros. Fue destituido en 1940 y ya no volvió a ejercer su profesión nunca más.

Medina Bravo mandó imprimir su trabajo a la librería de Jesús López en León y editó pagando de su propio bolsillo los 2000 ejemplares de su primera edición y otros 2000 en 1929. Tierra leonesa se convirtió desde 1927 en la mejor herramienta para maestros y alumnos.

23 Abr, 2022 | Blog, Destacados, Novedades