Cien pesetas pagó Don Paco Sierra en el año 1902 por una preciosa vidriera de temática alegórica destinada a adornar la subida de la escalera a las aulas de la Escuela Industrial de Obreros de León, situada en la Calle Bayón nº 2, hoy llamada Calle Sierra Pambley. La realizó el Taller de Vidriería Artística de Alonso Bolinaga, surgido para la restauración de los vitrales de la Catedral de León. Tanto renombre tuvieron sus trabajos que pronto recibió encargos para la Catedral de Astorga, Santiago, Burgos, Almería y Covadonga y otras dos catedrales chilenas. En 1903 los pasillos de la Escuela de León ya rebosaban de estudiantes. Alumnos de forja, carpintería y electricidad. Hoy la disfrutan los alumnos de español para inmigrantes.

Así sigue luciendo.