Las lentes ópticas tienen un largo y antiguo camino histórico que comienza con al aparición de las primeras lentes convergentes hacia finales del siglo XIII en el norte de Italia. El uso de los prismáticos, también denominados binoculares o gemelos, se hizo muy popular durante el siglo XIX gracias a su utilidad en la ópera, el teatro o la asistencia a carreras de caballos. Los del Museo sierra Pambley están datados a mediados del siglo XIX y un grabado en los mismos nos indica que su autor fue “Rugaguas Óptico Fabricante de Madrid”.

Realizados en latón dorado y lacado en negro, su reducido tamaño y poco peso les pudo hacer cómodos para su transporte y, por ese motivo, pudieron ser utilizados en viajes.

 

#museosierrapambley #museos #artesdecorativas #leonesp #SemanadelaCiencia